¿Sabías que tu mascota también puede sufrir de alergia en la primavera?

Fotografía: 
Alergias mascotas primavera

Con la llegada de la primavera y el aumento de la temperatura, las mascotas pasan más tiempo fuera del hogar, tienen más oportunidades de estar en contacto con el exterior, relacionarse con otras mascotas y, en consecuencia, están más expuestos a contraer distintas enfermedades. La primavera es la época donde todo se renueva, pero también los parásitos renacen con mucha fuerza.

El aumento de la temperatura provoca que eclosionen los huevos de pulgas y garrapatas, pudiendo provocar fuertes dermatitis alérgicas, debido a que la saliva de la pulga contiene una sustancia parecida a la histamina.
En la época primaveral muchas personas comienzan a manifestar los molestos síntomas de alergia, producto de sustancias presentes en el ambiente. Nuestros perros y gatos también sufren de alergias estacionales, de hecho, se estima que entre un 20 y un 30 % de los perros son alérgicos a sustancias tan comunes como el polen, flores, pasto, polvo, ácaros y moho, sustancias que se ven incrementadas en primavera y comienzos del verano.

¿Por qué se producen las alergias?

La palabra alergia significa "reacción distinta", o "estado distinto". En palabras simples, podemos definirla como la forma distinta en que reacciona un organismo cuando vuelve a enfrentarse con una sustancia extraña con la que tuvo un contacto previo. Las sustancias como el polen de los árboles o los ácaros del polvo se denominan alérgenos y, en condiciones normales, no son dañinos. Sin embargo, el sistema inmunológico de una mascota alérgica registra los alérgenos como sustancias nocivas. Cuando estas sustancias ingresan al organismo, éste comienza a producir anticuerpos, con el objetivo de oponerse a los posibles efectos agresivos de esa sustancia extraña. Las mascotas alérgicas generan un tipo particular de anticuerpo, denominado "Inmunoglobulina E", la que tiene la característica de fijarse a unas células especiales, denominadas "mastocitos". Estas células poseen en su interior gránulos de histamina, serotonina, heparina y otras sustancias muy activas responsables de los signos de la alergia.

Estas alergias pueden presentarse como simples problemas oculares, de piel e incluso problemas respiratorios más graves, como el asma. El Médico Veterinario tendrá que evaluar el origen de la alergia y si es necesario, realizar tratamiento o dietas alimenticias. No debemos medicar a nuestras mascotas con los fármacos que normalmente utilizan las personas, como los antihistamínicos. Todo tratamiento debe ser prescrito por un Médico Veterinario.

Las alergias suelen empezar a manifestarse generalmente a partir de los 2 años de edad. El signo clínico más común es la marcada irritación a nivel de piel. Nuestra mascota puede lamerse y morder su piel con insistencia, agravando la inflamación, el prurito y las lesiones de la piel. En estos casos, las áreas más afectadas suelen ser el abdomen, axilas, parte interior de los muslos, orejas y zona perineal.

Estas lesiones pueden confundir a los propietarios, quienes piensan que sus mascotas pueden estar cursando con sarna o tiña, ya que las lesiones son parecidas.

Otros signos que nos indican que la mascota está ante un cuadro alérgico son el lagrimeo constante, tos, frecuentes estornudos y la presencia de mucosidades claras.

Hay que tener presente que todas las alergias pueden ser potencialmente graves y es justamente durante la primavera cuando se concentra el mayor número de alérgenos como el polen. Por esta razón, este trastorno no debe ser considerado como algo menor, ya que algunas mascotas pueden presentar también problemas más graves, como asma y asfixia.

Hay razas que son más predispuestas a padecer este tipo de alergia primaveral, como el Bichón Frise, Poodle, Dálmata, Golden Retriever, Maltés, Setter Irlandés, Pastor Alemán, Schnauzer, Shar - Pei, West Highland White Terrier y Yorkshire Terrier. Sin embargo, hay que prestar especial atención a las razas braquicéfalas como los Bulldog, los Pug y los Shih Tzu, entre otras, ya que estas razas son especialmente sensibles a los problemas respiratorios debido a su condición anatómica.

Para las pulgas y garrapatas, existen en el mercado diferentes alternativas para su control y tratamiento, destacando el producto Fiprokill Spray, un antiparasitario externo el cual actúa a nivel del sistema nervioso central de los parásitos, provocando su muerte. A diferencia de otros insecticidas, sólo ataca al sistema nervioso de los parásitos y no el de los mamíferos, por lo tanto es completamente seguro para tu mascota. Este producto se puede utilizar con seguridad en cachorros y gatitos desde los dos días de vida.

La recomendación en torno al tema de las alergias es estar atento a los síntomas de la mascota para consultar a un especialista, éste se encargará de buscar la causa y entregar en base al diagnóstico correcto el tratamiento adecuado.

Es importante también que los dueños de mascotas les proporcionen una alimentación sana y nutritiva, un lugar apropiado para vivir y un ambiente limpio y aireado. Estos tres elementos deben ser tomados en cuenta, pues son factores decisivos en la prevención de las alergias.

Fuente: https://www.mascotasonline.cl/noticia-huella/545-%C2%BFSab%C3%ADas+que+t...